Construcción

Informe Anual 2005

EL MANTENIMIENTO DE LOS RITMOS DE CRECIMIENTO DE LA ACTIVIDAD EN EL MERCADO DOMÉSTICO, EL REFUERZO EN MERCADOS INTERNACIONALES ESTRATÉGICOS Y LA CONTINUIDAD EN SU APUESTA POR LA RENTABILIDAD Y LA GENERACIÓN DE FLUJO DE CAJA, HAN VUELTO A POSICIONAR A FERROVIAL, UN AÑO MÁS, ENTRE LAS PRINCIPALES CONSTRUCTORAS EUROPEAS, CON PRESENCIA EN TODOS LOS SEGMENTOS DE ACTIVIDAD: OBRA CIVIL, EDIFICACIÓN Y CONSTRUCCIÓN INDUSTRIAL.

ENTORNO COMPETITIVO

Mercado doméstico

Tal y como viene sucediendo desde 1997, el mercado español de la construcción (más del 17% del PIB nacional) volvió a convertirse en 2005 en uno de los principales motores económicos del país, con un crecimiento superior al 5%, varias décimas por encima del alcanzado por el conjunto de la economía nacional.

Esta tendencia sectorial se prevé sostenible a medio plazo: las perspectivas para 2006 apuntan a un crecimiento del sector en el entorno del 4%. En concreto, los Presupuestos Generales del Estado 2006 prevén un incremento de 3,8% y el más reciente panel de FUNCAS (Fundación de las Cajas de Ahorros) lo estima en un 5,1%. Por su parte, el Plan de Estabilidad 2004-2008 del Reino de España considera que el crecimiento de la actividad de construcción continuará, si bien se moderará gradualmente su ritmo de avance.

Este marco estable a futuro se sustenta en varios factores:

• El Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte (PEIT) 2005-2020, aprobado por el Consejo de Ministros en julio de 2005, con una inversión prevista de 248.892 millones de euros. La envergadura de las inversiones y el amplio período de actuación sientan las bases para la continuidad del crecimiento en el sector de las infraestructuras.
Con el objetivo de garantizar los recursos y plazos de ejecución y mantener la estabilidad presupuestaria, el PEIT prevé la participación privada en al menos un 20% de las inversiones.
Junto a las fórmulas concesionales, con riesgo de demanda, el PEIT considera también la utilización de otros modelos de asociación públicoprivada, como los PPP (Public Private Partnership) o PFI (Private Finance Initiative).
• El Programa AGUA del Ministerio de Medio Ambiente, que incluye actuaciones por valor de 3.900 millones de euros en el Arco Mediterráneo. Entre ellas, destacan inversiones superiores a 1.000 millones de euros en el desarrollo de más de veinte proyectos de desalación, algunos de ellos en fase de ejecución o anunciados para principios del año 2006, como es el caso del paquete de 6 plantas promovidas por la empresa pública ACUAMED.
• La estabilidad presupuestaria de las administraciones públicas y la fortaleza financiera de los grupos constructores podrían compensar la reducción paulatina de otras fuentes de financiación de infraestructuras. El propio PEIT indica que ‘se prevé, en principio, compensar la posible reducción de fondos europeos con el correspondiente incremento en la asignación de recursos en los Presupuestos Generales del Estado, con el requisito de cumplimiento del compromiso actual de estabilidad presupuestaria.’

En 2005, volvió a registrarse un notable incremento de la licitación pública (+25%), hasta alcanzar un nuevo récord histórico con obra licitada por importe de casi 40.000 millones de euros, impulsada de forma notable, un año más, por la intensa actuación de las Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales.

Durante el ejercicio se ha registrado también un cambio de tendencia en el ritmo licitador de la Administración Central (+13%), tras la lógica ralentización de la licitación derivada del cambio en el ejecutivo en marzo de 2004. Este incremento responde principalmente a una mayor actividad de los ministerios de Fomento (+14%) y Medio Ambiente (+33%).

El sector de edificación residencial alcanzó durante el ejercicio una nueva cifra récord de 800.000 proyectos de viviendas visados, que garantizan la continuidad de la actividad de este subsector a medio plazo, aunque se observó cierta ralentización en el crecimiento (+5%) respecto a años anteriores.

La apuesta de las administraciones públicas, principalmente las autonómicas, por los proyectos de financiación privada de infraestructuras se ha intensificado durante 2005, con la licitación de un notable número de concesiones de autopistas bajo la fórmula de peaje en sombra, junto a un creciente número de proyectos de edificación no residencial (hospitales, palacios de congresos, juzgados, comisarías, etc.). Este sistema de colaboración público-privada se configura en una alternativa y complemento para la continuidad del desarrollo de infraestructuras, aportando mayor eficiencia en el desarrollo y conservación.

El 16 de diciembre de 2005, se acordó por los distintos Jefes de Estado de la UE-25 el presupuesto para 2007-2013 que, aunque debe ser aprobado por el Parlamento Europeo, esboza el escenario de percepción de Fondos Estructurales y Fondos de Cohesión de los diferentes países para el ciclo 2007- 2013.

Como era previsible, la dotación de fondos estructurales y de cohesión correspondiente a España para este período sufre una caída que podría verse compensada, además de con la financiación presupuestaria, con la iniciativa privada que en los últimos años ha aportado alrededor del 20% de los planes de infraestructura del país. Aún así, hay que subrayar que esta menor dotación de fondos no afectará al sector a corto y medio plazo, ya que los fondos del anterior ciclo 2000-2006 cuentan con un escenario de aplicación hasta 2008.

Adicionalmente, las compañías constructoras europeas han dirigido parte de su crecimiento futuro hacia otros mercados geográficos –Europa del Este y más concretamente Polonia–, que verán incrementado muy notablemente su dotación de fondos para el desarrollo de sus infraestructuras.

Mercado internacional

En 2005 se consolidó la recuperación de la contratación internacional iniciada hace un par de años e impulsada, una vez más, por la situación de los mercados tradicionales –la Europa mediterránea y los países de Latinoamérica– y la apertura de nuevos mercados con potencial de crecimiento, como los países de Europa del Este. Adicionalmente, durante el ejercicio, se ha visto materializado el interés creciente de los grupos constructores por el mercado estadounidense, como en el caso de la adquisición por parte de Ferrovial del grupo constructor Webber, uno de los líderes en la ejecución de infraestructuras de transportes en el Estado de Texas.

La entrada de varios países de Europa del Este en la Unión Europea, unido a la necesidad de abordar un importante desarrollo de sus infraestructuras, convierte a la zona en una de las principales áreas de expansión del mercado constructor europeo. Ferrovial ha concentrado parte de su crecimiento futuro en Polonia, a través de su filial Budimex, adquirida en 2000.

Polonia es el mayor de los nuevos integrantes de la Unión Europea, con una población similar a la de España y un PIB y un mercado de construcción que representan tan sólo el 25% y el 13% del español, respectivamente. En estas condiciones, el potencial de crecimiento se estima importante, impulsado por los fondos estructurales y la inversión extranjera directa.

Tras la severa recesión del mercado de la construcción en Polonia, el año 2005 ha supuesto la confirmación de la recuperación del sector: el crecimiento del mercado constructor se ha situado en el entorno del 7% en términos reales y ha superado por primera vez desde 1999 el incremento del PIB. Las previsiones apuntan a un mantenimiento de esta tendencia en el futuro, tal y como indica Euroconstruct, con un promedio de crecimiento del 8% en términos reales para el período 2006- 2008.

El principal motor de este crecimiento del sector en Polonia será el mercado de obra civil. La dotación de fondos estructurales y de cohesión correspondiente a Polonia para 2007- 2013 prácticamente triplicará los anteriormente disponibles para el ciclo 2000-2006, a través de los instrumentos de Pre-adhesión ISPA y Phare. El Plan Nacional de Desarrollo de Polonia 2007- 2013 prevé una dotación de 134.472 millones de euros y la mitad de estos importes, aproximadamente, se destinará a infraestructuras de transporte y medio ambiente.

Otros de los polos de desarrollo de la actividad de construcción de Ferrovial se ha fijado durante el ejercicio en Estados Unidos. En septiembre, Ferrovial materializaba la compra del grupo Webber, uno de los principales grupos constructores de infraestructuras de obra civil y reciclaje de áridos y extracción y suministro de arena en el Estado de Texas.

El mercado constructor estadounidense, aunque maduro (8,5% del PIB), presenta unas previsiones de inversión en infraestructuras relevantes, impulsadas por el notable crecimiento previsto del PIB, las dotaciones federales de fondos para transporte y la consideración de nuevos métodos extrapresupuestarios de financiación de infraestructuras.

Texas es el segundo mayor mercado de infraestructuras del país, con una inversión anual de unos 65.000 millones de euros (7,5% del total de Estados Unidos), de los que aproximadamente un 15% corresponden a transporte y medio ambiente. Asimismo, es también el segundo Estado con mayor asignación de fondos del SAFETEA, el programa nacional de aportación de financiación mediante fondos federales de inversiones de transporte terrestre, que ha aprobado un presupuesto mínimo para el período 2004-2009 de 286.000 millones de dólares (244.000 millones de euros), que representa un incremento de fondos sobre su predecesor, el TEA-21, de un 38%.

El principal inversor de infraestructuras de transporte en Texas, y también el mayor cliente de Webber, es el TxDOT (Texas Department of Transport), organismo encargado de construir y mantener autovías y apoyar las mejoras en las infraestructuras de transporte (aeropuertos, transporte público, etc.). Recientemente, el TxDOT ha sido autorizado para promover nuevas alternativas de financiación de infraestructuras, así como la posibilidad de emitir bonos. El presupuesto total de inversión de este organismo en 2006 asciende a unos 4.700 millones de euros.

POSICIONAMIENTO ESTRATÉGICO

Ferrovial mantiene su apuesta por el mercado de la construcción como actividad estratégica, basada en una sólida evolución histórica de crecimiento y rentabilidad y su importante capacidad de generar flujo de caja, esencial para la continuidad de los procesos de diversificación y expansión internacional.

Los objetivos fundamentales de Ferrovial en el área de construcción son:

• el mantenimiento de la posición de liderazgo en el sector y la búsqueda de un mayor crecimiento basado en:

- la ampliación de la obra controlada y una mayor contratación con clientes privados;
- un mayor desarrollo de la actividad de construcción a través de la participación directa o indirecta (con otros negocios de la compañía, como infraestructuras y servicios) en proyectos ligados a las nuevas fórmulas de financiación privada;
- el incremento de la presencia internacional estable en mercados seleccionados por su estabilidad y capacidad de crecimiento futuro;

• incremento de la rentabilidad a través de:

- una cuidada selección en la contratación, que prime la rentabilidad frente al volumen;
- el aprovechamiento de oportunidades y sinergias a través de la coordinación entre las distintas líneas de negocio de construcción y otras actividades del grupo;
- la creación de valor y ventajas competitivas a través de soluciones y capacidades técnicas;
- mejora de la productividad a través de la incorporación del uso de nuevas tecnologías en la gestión;
- la continua satisfacción de las necesidades del cliente: mejora en la calidad de construcción, gestión medioambiental, etc.

En el exterior, la actividad de construcción de Ferrovial apuesta por los mercados de Europa del Este, a través de su posicionamiento como líder en Polonia; el potencial del mercado de infraestructuras en Estados Unidos, tras la adquisición de Webber; el mantenimiento de una estructura estable en otros países, principalmente Portugal, Italia, Irlanda, Reino Unido, Chile y Puerto Rico; y la entrada en nuevos mercados con potencial de crecimiento, a través de la creación de estructuras locales estables y sólidas o bien mediante adquisiciones selectivas de empresas.

Por su parte, la estrategia de licitación y elección de los mercados está basada en:
• la licitación selectiva en países estables y proyectos sin riesgo de cobro;
• el acompañamiento en su expansión al negocio concesional o de PFI desarrollado por la compañía en mercados como Estados Unidos o Reino Unido, entre otros;
• aprovechar el posicionamiento de Budimex y Webber para potenciales incursiones en otros países de Europa de Este y nuevos mercados en Estados Unidos.

Los objetivos inmediatos de Budimex se concretan en mantenerse como principal constructora polaca; reforzar su posicionamiento en los segmentos de obra industrial y medioambiental, así como el de infraestructuras ferroviarias; la consolidación de una presencia estable en países de su área de influencia; y el impulso a negocios que generan obra de construcción inducida (concesiones e inmobiliaria), apoyada por el know how de Ferrovial.

Por su parte, la estrategia de Webber irá dirigida a mantenerse entre las principales constructoras del Estado, aprovechando las oportunidades que ofrece un mercado en crecimiento y la participación en proyectos de concesión de infraestructuras liderados por otras compañías del grupo, como es el caso de Cintra; reforzar su posicionamiento de líder en el segmento de carreteras, con la entrada a medio plazo en nuevas tipologías de obra; aprovechar nuevas oportunidadesen un negocio estable y rentable, como es el del reciclado de áridos, así como en otras actividades de producción de materiales de construcción; y fortalecer su capacidad de crecimiento y rentabilidad, a través del dimensionamiento interno y la implementación de prácticas de su matriz.

PRINCIPALES HECHOS

El ritmo de producción y contratación conseguido en el mercado nacional e internacional continúa consolidando a Ferrovial como uno de los principales grupos constructores. En 2005, la actividad registró un incremento de la producción del 22%, impulsada tanto por el mercado nacional (+14%), como el internacional (+49%), en el que destaca la aportación de la actividad en el mercado polaco y la entrada en consolidación de Webber, en el último trimestre del año.

Uno de los barómetros de la evolución futura de la actividad, la cartera de obra, alcanzó durante el ejercicio la cifra de 7.500 millones de euros, que representa un 11,6% más que la de 2004 y garantiza 20 meses de actividad. El mercado interior supone el 75% del total de la cartera pendiente de ejecutar. En el exterior, el volumen alcanza los 1.871 millones de euros, en contratos a desarrollar principalmente en Europa (un 60%) y, por primera vez, en Estados Unidos (24%).

Entre las principales adjudicaciones durante el ejercicio destacan la construcción de la Autopista Ocaña-La Roda en Toledo; el soterramiento de la M-30 entre el Puente de Segovia y el Puente de San Isidro (Madrid); la Autovía Polopos- Albuñol (Granada); la Terminal del Aeropuerto de Málaga; las obras del AVE entre Lalín y Santiago y Cerceda y Meirana (A Coruña); el colector By-pass Abroñigal (Madrid) y la urbanización de Valdebebas (zona sur).

En el exterior, destacan el contrato de ampliación de la M-50, la autopista de circunvalación de Dublín (Irlanda), así como la construcción de la autopista fronteriza M1 Dundalk-Newry, desarrollada entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte (Reino Unido). En Portugal, Ferrovial se adjudicó, entre otras, la construcción del canal Loureiro-Monte Novo y la Escuela Superior de Música; y en Chile el By-pass de Chillán. En el segmento industrial destacan la ampliación de la planta desaladora de Dhekelia (Chipre), la depuradora de El Prat (Barcelona) y la ampliación de la EDAR de Munguía en Vizcaya.

En Polonia, Budimex consolidó su liderazgo como la primera constructora local por volumen de facturación en el mercado polaco, con un crecimiento de sus ventas del 37%, hasta los 672 millones de euros.

La colaboración con la filial de Ferrovial especializada en la ingeniería y plantas de tratamiento de agua, Cadagua, ha tenido como resultado la adjudicación de dos grandes plantas depuradoras y de tratamiento de lodos, financiadas parcialmente con fondos ISPA. Asimismo, se potenciará la actividad inmobiliaria desarrollada hasta ahora a menor escala por Budimex, a través de la creación de una sociedad junto con la filial inmobiliaria de Ferrovial para la promoción y el desarrollo de proyectos residenciales en las ciudades más importantes del país, como Varsovia, Poznan o Cracovia.

Durante el ejercicio, Budimex mantuvo un importante ritmo de licitación, tanto en obra civil como edificación, superior en un 14% al volumen de obra presentada un año antes. Asimismo, continuaron a buen ritmo los trabajos de construcción de varias obras emblemáticas, como la ampliación del Aeropuerto de Varsovia (junto a Ferrovial) o los dos tramos de la Autopista A2, uno de los principales ejes de comunicación del país que une Varsovia con Berlín, Minsk y Moscú. Entre las adjudicaciones más relevantes destacan la construcción de un palacio de deportes en Cracovia, la carretera Trasa Siekierkowska - Bora Komorowskiego, la Autopista A-6 Klucz- Kijewo, un complejo residencial en Varsovia y los trabajos para la planta de fabricación de acero en Sendzimir.

Budimex continuó con su estrategia de internacionalización, con la ejecución de proyectos por valor de unos 80 millones de euros, principalmente en Alemania y Rusia.

En septiembre de 2005, Ferrovial adquiría por un importe de 220 millones de dólares (179 millones de euros) el grupo Webber, una de las empresas líderes en el mercado constructor en Texas. La operación –con un marcado carácter estratégico– representa avances en la estrategia de la compañía en los mercados internacionales y una nueva oportunidad de crecimiento en Estados Unidos.

Webber es uno de los tres principales grupos constructores del Estado de Texas y líder en la producción y distribución de árido reciclados. La compañía, con unas ventas de 372,5 millones de dólares en 2005, dispone de un excelente track-récord, un balance saneado y una organización sencilla y eficiente. Webber presenta buenas perspectivas de crecimiento orgánico y también permitirá sinergias, conocimiento del mercado y apoyo a la estructura de construcción de Ferrovial en proyectos futuros, ligados a la presencia de su filial Cintra en el Estado, como el desarrollo del proyecto Trans- Texas Corridor.

Las dos actividades principales de la compañía son la construcción de infraestructuras de obra civil y la producción y suministro de áridos reciclados. Las perspectivas de Webber a futuro son favorables, pudiendo destacarse el crecimiento de la cartera que, a finales de 2005, se sitúaba en máximos históricos (453 millones de euros) con un crecimiento del +15% sobre la de 2004.

Entre los proyectos más relevantes de la compañía –adjudicados tras la entrada de Ferrovial– destacan la remodelación y ampliación del tramo Hill County de la Autopista IH35, al sur de Dallas y la remodelación y ampliación de calzada y estructuras de la autopista IH45, al sur de Houston.

 

Ferrovial.com | Descargar PDF | ©2006 Ferrovial