1. Ferrovial
  2. Recursos

Encofrados deslizantes

El encofrado deslizante es una técnica constructiva que facilita la ejecución de estructuras esbeltas, chimeneas, pilares o torres.

Los encofrados deslizantes son una técnica de construcción muy interesante cuando nos enfrentamos al desafío de una estructura especialmente esbelta como el pilar de un puente a gran altura, las chimeneas industriales, los silos o las torres solares, como las que realiza Edytesa.

Funcionamiento de los encofrados deslizantes

La técnica consiste en un encofrado rígido, que se va desplazando en vertical, a un ritmo de 5 a 20 cm/h.

El hormigón se vierte en el encofrado en tongadas  y, a medida que éste va endureciendo, el encofrado se eleva progresivamente mediante los dispositivos de elevación (gatos hidráulicos).

El encofrado se  desplaza en vertical empujado por  un sistema hidráulico.

La estructura para poder llevarlo a cabo cuenta con plataformas en varios niveles, desde las que se realizan todas las operaciones necesarias, distanciadas unos 3  metros entre  niveles:

La plataforma del nivel superior se utiliza tanto para el vertido del hormigón como para el montaje de las armaduras verticales.

La plataforma del nivel intermedio se utiliza además de para el vertido y vibrado del hormigón,  para el montaje de armaduras, para el montaje de marcos de puerta y ventanas, colocación de elementos embebidos (placas, …), entre otros.

Los niveles inferiores (generalmente uno, pero pueden ser más) se utilizan para realizar inspecciones de calidad y trabajos de acabado.

Ventajas

Sistema constructivo muy competitivo para obras de gran altura. El coste repercutido por m² se reduce gradualmente cuanto mayor es la altura de la construcción.

Aporta un alto grado de seguridad. El montaje se realiza a nivel del suelo y en fase de operación no se precisa realizar tareas de montajes/desmontajes intermedios a alturas elevadas.

Se reducen notablemente los plazos de ejecución. El armado de la estructura, el hormigonado y resto de tareas se realizan de forma simultánea y continua en varios turnos durante el ascenso del molde.

El encofrado deslizante presenta ventajas de calidad, acabado, velocidad y costes.

Inconvenientes

Su realización requiere de un equipo especializado y hay que tener en cuenta que se trata de un proceso continuo que, salvo excepciones, no se detiene.

Todas estas características hacen que esta técnica se use preferentemente en estructuras de altura importante.

Google play App Store