1. Ferrovial
  2. Recursos

Estructuras atirantadas

Las estructuras atirantadas son un tipo de estructuras que usan cables, tirantes, cordones y otros elementos sometidos a tracción.

Suelen referirse casi en exclusiva a estructuras cuyo tablero se encuentra suspendido de uno o varios pilotes mediante cables, como los puentes. En ellos el pilote, de fábrica, trabaja a compresión, mientras que los cables soportan tensiones de tracción.

Contamos con un abanico de patentes sobre el tensado de cables de acero, destacando especialmente nuestro sistema para puentes atirantados. Estos son usados con frecuencia en grandes elementos de la infraestructura vial como viaductos, así como en aeropuertos de última generación o en edificios singulares.

Obras con cables de suspensión o tirantes

Sin embargo, las estructuras atirantadas van más allá de puentes y pasarelas, también hacen uso de tirantes:

  • Las cubiertas del aeropuerto de Heathrow o la Terminal 4 en Barajas también hacen uso de estructuras de este tipo  que ayudan a repartir las tensiones internas.
  • Las catenarias de los trenes.
  • La iluminación de grandes superficies.

Los cables de todas ellas, por lo general de acero trenzado o perfiles tubulares, tienen forma poligonal cuando la carga está concentrada, de catenaria cuando actúa el peso propio, o parabólica si las cargas han sido distribuidas uniformemente. En la figura de abajo se muestran estos tipos:

Diferentes tipos de estructuras atirantadas y cables

Cuando se utiliza en puentes, grandes estructuras o edificación singular, el tensor más frecuente es el cordón de acero trenzado. Empresas líderes en el sector, como Tecpresa, usan cordones individuales galvanizados, protegidos de forma individual mediante vainas de polietileno de alta densidad y cera, que a su vez se alojan en vainas colectivas.

Ventajas de las estructuras atirantadas

El motivo principal de trabajar con este método específico es sumar barreras de protección frente a la corrosión que aumenten la resiliencia y calidad final de la infraestructura. Además del destensado gradual, la corrosión de los cables supone uno de los mayores costes de mantenimiento de las estructuras atirantadas.

El tensado de los tirantes de acero se realiza, en una primera fase, mediante gato unitario para comprobar que todos los tirantes mantengan una misma tensión y ninguno de ellos soporte una carga excesiva. A lo largo de sucesivas fases de tesado (cordón a cordón o mediante gato múltiple) se va regulando la tensión de cada cable hasta alcanzar la hipótesis de carga final de la estructura.

Google play App Store