Ferrovial La ingeniería civil como arte: creatividad e innovación

A las puertas del Estrecho

Málaga, España

Autopista del Sol Visita el proyecto

Hay un camino que une Inverness, la capital de las tierras altas escocesas, con la bahía de Algeciras, mucho más al sur, donde terminan buena parte de las carreteras europeas.

La llamada ruta E15 recorre el continente a lo largo de 3.700 kilómetros, desde el norte de la isla de Gran Bretaña hasta las puertas del estrecho de Gibraltar. Y, en su tramo más meridional, el camino se cruza con la Autopista del Sol.

Más conocida como Ausol, esta autopista sirve tanto para atender el tráfico que se genera alrededor de Málaga y su aeropuerto, como para dar entrada y salida al tráfico que tiene su origen (o su destino) en Algeciras. La infraestructura, operativa desde 1999 y gestionada por Ferrovial a través de Cintra, es una de las arterias de la Costa del Sol y una alternativa segura y eficaz en un corredor semiurbano que está muy congestionado.

Aunque discurre cercana a la costa, la autopista tiene que lidiar con las estribaciones caprichosas de las sierras malagueñas a lo largo de 105 kilómetros. Su trazado no es sencillo y, para adaptarse al relieve de la zona, la autopista cruza 65 puentes y viaductos y atraviesa un total de 10 túneles. Además, para mejorar las condiciones de visibilidad y seguridad, Ausol cuenta con calzadas separadas por una mediana de 12 metros y con tres carriles por sentido en los tramos de mayor intensidad de tráfico.

La cercanía de espacios de importancia medioambiental y de núcleos urbanos muy poblados ha obligado también a la autopista a hacer un esfuerzo por minimizar su impacto. Por eso, buena parte del trayecto está aislado por pantallas acústicas y cuenta con pavimiento absorbente para atenuar el ruido del tráfico.

Google play App Store