Ferrovial On the Road with Ferrovial. José Manuel Ballester

Hasta el río Grande

Barrancabermeja, Colombia

Ruta del Cacao. Colombia Visita el proyecto

Las vigas se alzan sobre el dosel del bosque. Los andamios, iluminados, destacan contra un fondo de mil tonos de verde.

Y así, poco a poco, el viaducto de Río Sucio va tomando forma. Con sus 660 metros de longitud, vanos de 120 metros y una altura de hasta 45 metros sobre el curso de agua, este puente es una de las piezas centrales de la Ruta del Cacao, un nuevo corredor entre Bucaramanga y Barrancabermeja que conectará los departamentos de Santander y Antioquia con el río Magdalena, la gran autopista fluvial de Colombia.

Remodelación, renovación de firme y nueva creación de un corredor de una longitud aproximada de 152,95 km de doble carril por sentido, entre Bucaramanga and Barrancabermeja por parte de Ferrovial Construcción. Apertura prevista 2021. Período de concesión de la autopista a Cintra de 2015 – 2040.

El viaducto de Río Sucio es el puente más grande de toda la ruta. Una mole de 160.000 kilos de acero y 7.900 metros cúbicos de hormigón. Partiendo de cualquiera de los extremos del puente, la Ruta del Cacao pronto abandona las alturas para enterrarse bajo tierra. El viaducto conecta los túneles de La Paz (3,2 kilómetros) y La Sorda (2,2 kilómetros), formando un equipo a tres que da sentido a la infraestructura.

Aun así, a lo largo de sus 152 kilómetros de longitud, la Ruta del Cacao es más que un paso sobre el Río Sucio y dos agujeros en la tierra. Cuando esté concluida la obra, la autopista de doble carril cruzará otros 33 puentes y viaductos y conectará dos puntos importantes del este de Colombia, hasta ahora unidos por una sinuosa carretera de montaña. A su vez, unirá Santander con el noreste del país y con el corredor de comunicación con Venezuela.

Desde la boca del túnel de La Paz, la vista se pierde entre el bosque santandereano, que compite en protagonismo con los pilares del viaducto de Río Sucio. Más allá, más montañas, cada vez más bajas, cada vez más cálidas, hasta tocar Barrancabermeja y el aire espeso que rodea el río Magdalena. O, como lo llaman también en Colombia, el río Grande, el curso de agua más importante del país, navegable durante cientos de kilómetros, fuente de comercio y de leyendas desde que hay memoria.

Google Play App Store