Cintra

  1. Ferrovial
  2. Cintra
  3. ¿Qué hacemos?

Managed Lanes: innovación para resolver la congestión urbana

La congestión del tráfico es uno de los grandes desafíos de la movilidad urbana en el presente y de cara al futuro.

La concentración de población en las ciudades, las nuevas formas de movilidad que proporcionan un acceso casi universal al coche y la falta de financiación para reforzar las infraestructuras de transporte desembocan en una única consecuencia: más atascos. Hemos desarrollado una solución innovadora para mejorar la gestión del tráfico, las Managed Lanes.

La idea es aparentemente sencilla. Consiste en añadir carriles opcionales de peaje dinámico (que varía en función de las condiciones del tráfico en tiempo real) a autopistas urbanas congestionadas. Al mismo tiempo, los carriles preexistentes se rehabilitan manteniendo su gratuidad y mejorando su eficiencia.

En Estados Unidos, este tipo de solución se ha vuelto muy popular en los últimos años, ya que permite reducir eficazmente la congestión y se desarrolla bajo el modelo de asociación público-privada (PPP o 3P, por sus siglas en inglés), lo cual permite reducir el gasto público e incentiva el diseño y la gestión eficientes por parte del promotor.

Somos el líder de este sector emergente en el país norteamericano, gestionando cinco proyectos con cerca de 1.500 millones de euros de capital comprometido y 8.500 millones de euros invertidos.

Innovación aplicada a la gestión del tráfico

En la solución Managed Lanes, los usuarios pueden elegir si usar o no los carriles de pago en varios puntos a lo largo de la infraestructura. Además, las tarifas aplicadas varían en función de la velocidad relativa entre los carriles de peaje y los gratuitos, la composición del tráfico, la climatología o el día del mes y la semana, entre otros factores. Esta solución solo es posible gracias al papel de la tecnología.

En primer lugar, las Managed Lanes son viables solo con el sistema de peaje electrónico sin barreras. En segundo, durante la fase de diseño del proyecto es preciso caracterizar el tráfico con el mayor nivel de detalle y exactitud posible (orígenes y destino, evolución diaria y semanal, puntos de congestión…); un análisis que solo es posible con tecnologías de big data y la explotación de datos externos.

En tercer lugar, ya en la fase de operación, la fijación de tarifas en tiempo real requiere monitorear continuamente los parámetros de tráfico y del entorno y procesarlos con algoritmos de machine learning (aprendizaje automático) que sean capaces de fijar las tarifas de forma dinámica.  

La eficiencia económica de las managed lanes

Para resolver la falta de inversión global en infraestructuras con la que enfrentar las necesidades de una población cada vez más urbana se hace necesario encontrar más fondos y utilizar los disponibles de forma eficiente. En proyectos grandes y complejos como son los de infraestructuras estas premisas pueden ser difíciles de cumplir para las administraciones públicas.

Para lograrlo, es necesario el aporte de la innovación y la tecnología, así como lograr la participación activa del sector privado mediante el modelo PPP o 3P (public-private partnership). Esta modalidad no solo reduce el uso de fondos públicos y otorga acceso a nuevas fuentes de financiación, sino que es más eficiente que los métodos tradicionales de contratación.

Proyectos como Managed Lanes son especialmente adecuados para su desarrollo como colaboraciones público-privadas. Por ejemplo, en nuestros proyectos de Texas hemos logrado reducir un 27% la inversión inicial para el mismo nivel de servicio. En el caso de la autopista I-66 del estado de Virginia hemos logrado mejorar el uso de los carriles adicionales en un 11%, reduciendo la congestión general de la infraestructura.

Google play App Store