1. Ferrovial
  2. Recursos

Museos

Los museos son parte de nuestra cultura colectiva porque protegen el arte, razón por la que requieren de técnicas especiales de construcción.

Los museos son espacios que reflejan un desarrollo social notable. Son la muestra de que la sociedad es capaz de valorar el arte de tal modo que se organiza para que la población pueda disfrutar de él, la estudia y a la vez que lo conserva en condiciones óptimas. Son un logro a nivel de civilización y en muchos casos, una obra de arte por derecho propio.

Construcción de museos singulares

Es el caso del Museo Guggenheim en Bilbao. Diseñado por Frank Gehry, sus formas industriales atraen cada año a los turistas que caminan sobre unos cimientos de pilotes de 14 metros de hormigón armado, sin saberlo. Tampoco es visible el modo en que, allá por 1997, las técnicas más avanzadas de cálculo digital eran aplicadas sobre esta estructura única y edificación singular.

Aunque no sea su objetivo, los museos a veces son capaces de eclipsar el contenido que guardan. Ocurre también en el Caixaforum de Madrid, la antigua Central Eléctrica del Mediodía, recuperada y ampliada para la presentación de exposiciones. Llevar a cabo una redistribución del espacio requiere de un equipo de técnicos altamente cualificados.

Rehabilitación de centros históricos

Algo similar ocurre cuando hablamos de rehabilitación de espacios históricos como es el caso de Casa Fontes en Torres Pacheco o el Museo Picasso en Málaga, en los que realizar actividades culturales. Casa Fontes, que data de finales del siglo XIX, fue restaurada  en el año 2013 para ampliar el activo de la ciudad y recuperar parte de la historia perdida.

El Museo Picasso se renovó en 2001 y alberga obras del pintor. La conservación de la pintura suele ser uno de los mayores retos a la hora de diseñar un museo. Este tipo de rehabilitación ha de tener especial cuidado a la hora de conservar el patrimonio: mobiliario, carpintería, suelos, etc. e incluso restos antiguos como los que se encontraron en Casa Fontes del siglo II a.C.

Mucho más recientes pero igual de valiosos, son los objetos contenidos en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, antiguo Palacio de Villahermosa, reformado en 1992 y ampliado en 2002 para fusionar dos propiedades colindantes. Y es que el arte es una faceta que tiende a crecer con el tiempo.

Google play App Store