1. Ferrovial
  2. Recursos

¿Qué es la depuración de aguas?

La depuración de aguas residuales busca eliminar del agua componentes indeseables, contaminantes, nocivos o tóxicos, en función de los problemas que puedan causar en la salud de las personas o en el funcionamiento del bioma hacia el que vaya el agua una vez depurada. Esta técnica se realiza en una planta de tratamiento de aguas denominada EDAR.

Diseñamos nuestras depuradoras con el objetivo de cumplir su cometido con un mínimo coste del Ciclo de Vida integral de las instalaciones Así como por un compromiso con el medio ambiente.  Con más de 125 depuradoras depuramos los vertidos de más de 29 millones de habitantes

Depuradoras de aguas residuales EDAR

Este proceso se divide en dos fases muy diferenciadas dentro de una red de saneamiento. Suele tener una entrada (colector) y una salida (efluente). Por la entrada pasa un caudal proveniente de la actividad doméstica, industrial o agrícola, y por la salida el agua es devuelta a la red o al medio ambiente en su estado óptimo y según la calidad que exige la normativa. En ocasiones el agua se reutiliza.

Tratamiento de aguas residuales primario

Al entrar a la depuradora, el agua residual pasa por un pretratamiento y por un tratamiento primario. Es común para la depuración, la potabilización y la desalación. El pretratamiento tiene como objetivo proteger las instalaciones de fragmentos gruesos. El tratamiento primario elimina el resto de sólidos flotantes, en suspensión, arenas, grasas y aceites.

Ponemos como ejemplo a la depuradora de Utebo, cuenta con obra de llegada, tamizado de sólidos finos, desarenador-desengrasador y medida de regulación de caudal. Además tiene un tanque de tormentas pensado para recibir el excedente durante el pretratamiento. Es también el caso de la estación de Ahigal, La Granja, Mohedas de Granadilla y Zarza de Granadilla (Cáceres).

Tratamiento de aguas residuales secundario

Después de los tratamientos físicos el agua pasa al tratamiento secundario, habitualmente químico o biológico. El objetivo principal es eliminar la materia orgánica que queda aprisionada en lodos compuestos de metales pesados, bacterias patogénicas, fósforo, nitrógeno o carbohidratos, entre otros. Los tratamientos más frecuentes son los reactores secuenciales, el lagunaje facultativo y aireado, los lechos de turba o los biodiscos.

Cuando la planta es grande, como el caso del Valle de Güímar (Tenerife), parte del tratamiento secundario se denomina terciario. El objetivo de este es disminuir los sólidos en suspensión, los coliformes y otros elementos patógenos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenibles están muy presentes en este tipo de planta a través del ODS 7: agua limpia y saneamiento.

Google play App Store