El Reto

El reto que estamos proponiendo es “¿Cómo se puede reducir el impacto de las bolsas de plástico desechables usadas para almacenar líquidos, aerosoles, y geles (LAG) en el equipaje de mano?”

innovation-challenge-contest-buildup

Heathrow esta trabajando para reducir el impacto ambiental asociado con las bolsas plásticas desechables. Las bolsas LAG, como se le refieren comúnmente, son un producto específico y muy visible que nos gustaría resolver. Heathrow utiliza aproximadamente 85,000,000 cada año.

Heathrow es consciente de la dificultad del reto, ya que la ley obliga que las sean lo que se conoce como STEBS – Security Tamper Evident Bags.

En definitiva, el reto podría resumirse en ¿Cómo podemos interrumpir el status quo a favor de un enfoque radicalmente más sostenible?

a. Objetivos específicos

  • Reducir el numero total de STEBS que se usan, en Heathrow.
  • Sugerirle a los pasajeros que reduzcan su impacto propio en el ambiente, facilitándoles de alguna forma apoyar esta iniciativa de reducción del impacto ambiental.
  • Mantener o mejorar los requerimientos de seguridad
  • Minimizar el impacto ambiental de las bolsas plásticas desechables en las situaciones que sea necesario utilizarlas.

b. Contexto

Los fabricantes deben de seguir unas guías estrictas a la hora de producir STEBS. Las reglas que gobiernan su uso aplican en el EU y otras naciones, incluyendo los Estados Unidos. Estas normas se pueden ver en este enlace.

Aunque hay potencial de innovación en tecnología de escaneo que podría eliminar la necesidad de las STEBS, la mayoría de los expertos creen que a un cambio en el sistema como éste le faltarían 5 a 10 años para implantarse, y que en ese tiempo se podrían llegar a usar billones de estas bolsas.

Pasajeros y compañeros de Heathrow están preocupados por el impacto negativo de el uso de las bolsas plásticas desechables. Esto aumenta la responsabilidad que tienen los aeropuertos y otros stakeholders para buscar soluciones potenciales que reduzcan el impacto de estas bolsas plásticas, STEBS, usadas tan comúnmente en aeropuertos.

Al fin de su ciclo de vida, el último destino de las STEBS es potencialmente cualquier ambiente, en cualquier lugar del mundo. Por eso no tenemos manera de saber cuántas se desechan con cuidado, cuántas son reusadas, cuántas son recicladas o hasta cuántas son recicladas al final del ciclo de vida del producto.