Rafael del Pino, Presidente de Ferrovial (2003)

2003 - Intervención de Rafael del Pino, Presidente de Ferrovial

Junta General de Accionistas de Grupo Ferrovial
Madrid, 21 de marzo de 2003

Señoras y señores accionistas, muy buenos días.

Una vez más, me es grato darles la bienvenida a esta Junta General de Ferrovial y agradecerles su presencia, en mi nombre y en el del Consejo de Administración que presido.

A lo largo de mi intervención haré balance de lo que ha sido la gestión de la compañía en el año 2002 y expondré nuestras principales líneas de actuación estratégicas, que nos permitirán continuar en los años próximos por la senda del crecimiento y la creación de valor.

Crecimiento continuado

El 18 de diciembre pasado, Ferrovial cumplió 50 años y lo hemos podido celebrar con un ejercicio histórico en resultados y comportamiento bursátil.

Durante el año, el resultado neto ha alcanzado los 456 millones de euros, un 109% más que en el ejercicio anterior. Es importante resaltar que este resultado incluye el generado por la venta e incremento de capital en Cintra, nuestra filial de concesiones de autopistas. Sin incluir este efecto extraordinario, el resultado se habría situado en 258 millones de euros, que representa un crecimiento del 18% respecto al cierre de 2001.

El resultado de explotación ha ascendido a 485 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 30% y las ventas un 19%, superando los 5.000 millones de euros. Estos resultados nos permiten presentar a esta Junta General de Accionistas, para su aprobación, un dividendo bruto de 0,67 euros por acción, que representa un incremento del 63% respecto al distribuido el año pasado.

De este importe, 0,47 euros los podemos considerar dividendo ordinario y, los 0,20 euros restantes un dividendo extraordinario que se abonará como consecuencia del resultado generado por la venta del 40% de Cintra, mencionado con anterioridad. Las variables operativas son un indicador vital para conocer la evolución futura de nuestra compañía.

La cartera de construcción, que se eleva a casi 6.000 millones de euros, es la más alta del sector y representa 19 meses de actividad; la cartera inmobiliaria alcanza los 955 millones de euros, un 25% superior a la de diciembre de 2001, y garantiza la cuenta de resultados del área inmobiliaria de este año 2003 y parte del 2004; en tanto que la de servicios supera los 800 millones de euros.

Por segundo año consecutivo, se ha producido también un importante avance en la cotización de nuestra acción: con una subida del 23% ha sido la segunda mayor revalorización del Ibex-35 y la mejor de nuestro sector, que creció un 4,2%. Esta evolución destaca significativamente con respecto a la registrada por el Ibex-35 durante el ejercicio, que ha caído un 28%.

La positiva evolución empresarial, manteniéndonos fieles a una estrategia consistente, junto con una información muy transparente, han sido determinantes para conseguir estos resultados en el mercado de valores, que nos han hecho merecedores, por ejemplo, del Premio Salmón entregado por Expansión al mejor valor del año 2002. Ferrovial comenzó su andadura en Bolsa en mayo de 1999 y, desde entonces, la revalorización de la compañía ha sido de un 4% frente a una caida del Ibex del 41%, lo que supone un diferencial de rentabilidad del 45% frente al Indice.

Evolución principales magnitudes

En los últimos años, la evolución de las principales magnitudes financieras de la compañía ha sido la siguiente:

  • El Importe Neto de la Cifra de Negocios ha pasado de 1.600 millones de euros en 1996 a 5.040 millones de euros en 2002, lo que representa un crecimiento anual acumulado del 21%. En el año 2002 el aumento ha sido del 19% y, como luego nos comentará el Consejero Delegado, todas nuestras áreas de negocio han contribuido a este crecimiento con importantes avances.
  • El resultado de explotación ha pasado de 40 a 485 millones de euros en el mismo período, lo que supone un crecimiento acumulado del 51% anual.
  • Por lo que respecta al correspondiente al año 2002, aumentó un 30% respecto al obtenido en el 2001. Este incremento, superior al 19% experimentado por las ventas supone una mejora significativa del margen de explotación, que pasa al 9,6% frente al 8,8% del ejercicio precedente.
  • El resultado neto que en el año 1996 fue de 49 millones de euros ha sido en 2002 de 456 millones de euros, lo que equivale a un crecimiento anual acumulado del 45%, un 32% si excluyésemos el resultado extraordinario generado por la venta del 40% de Cintra. Excluyendo este efecto, en el año 2002, el beneficio neto ha crecido un 18% respecto del obtenido en 2001, alcanzando los 258 millones de euros.
  • Este comportamiento favorable ha contribuido a un continuo incremento de los fondos propios que han pasado de 456 millones de euros a 1.495 millones de euros, con una única ampliación de 200 millones de euros en el momento de salida a Bolsa.
  • En el año 2002, estos fondos propios han aumentado un 25%, pasando de 1.198 a 1.495 millones de euros.
  • Sin tener en cuenta la operación Cintra, la rentabilidad sobre recursos propios ha sido de un 20,4%, un punto por encima de la que obtuvimos en el año 2001.

Las claves del crecimiento

La excepcional evolución de la compañía ha sido posible gracias a una adecuada combinación de varios factores: la evolución de los mercados en los que operamos, una acertada política de inversiones y la búsqueda de la excelencia en la gestión.

En los últimos siete años, Ferrovial ha invertido más de 2.700 millones de euros, sin incluir en dicha cifra las compras de suelo que se han realizado para el desarrollo de nuestro negocio inmobiliario. Un 70% de estas inversiones se han realizado en el área de infraestructuras y han sido posibles, en gran medida, gracias a la generación de flujo de caja de nuestro negocio principal, la construcción.

En el pasado ejercicio la cifra de inversión ascendió a 541 millones de euros, de los que 418 millones se invirtieron en el negocio de infraestructuras, dirigidos principalmente a la adquisición del 19,6% del Aeropuerto de Sidney y un aumento de participación en la autopista 407 ETR de Canadá.

Estas inversiones, realizadas en negocios distintos, pero relacionados con la construcción o con sus clientes, nos han permitido:

  • por un lado, conseguir una cuenta de resultados creciente y menos volátil en el largo plazo, compensando la ciclicidad inherente de los negocios de construcción e inmobiliaria con la estabilidad de los negocios de infraestructuras y servicios
  • y, por otro, combinar la generación de caja del negocio de construcción con la demanda de fondos de la actividad de concesiones de infraestructuras.
    En estos momentos, casi el 50% del resultado operativo de Ferrovial procede de las áreas de infraestructuras y servicios.

En el exterior, Ferrovial ha realizado importantes avances en los últimos años. Las cifra de negocios realizados fuera de nuestras fronteras representa un 28% de las ventas totales del Grupo y nuestra estrategia gira alrededor de dos puntos centrales:

  • crecimiento selectivo en países OCDE, acompañando en su expansión al negocio de infraestructuras;
  • y la adquisición de empresas saneadas y líderes en mercados con potencial de crecimiento.

La presencia de Ferrovial en el exterior se concentra, principalmente, en Canadá, Polonia, Australia, Reino Unido, Portugal e Irlanda. En Latinoamérica, ésta se suscribe a la gestión de autopistas y aeropuertos en Chile y México y la ejecución de obra civil y edificación con financiación multilateral, con el objetivo de minimizar los riesgos.

Si analizamos la aportación al resultado de explotación de las diferentes zonas geográficas, vemos que ya el 42% de nuestro beneficio de explotación se genera internacionalmente, siendo el principal país por aportación Canadá con un 23% seguido de Latinoamérica con un 14% y el 5% restante en Europa.

En enero del año 2002 se produjo una entrada de fondos de 816 millones de euros por la venta ya comentada a todos ustedes del 40% de Cintra. Este factor y la importante generación de flujo de caja operativo, cercano a los 300 millones de euros, nos ha permitido cerrar el ejercicio con una tesorería positiva de 303 millones de euros, pese a que en 2002 se ha mantenido el fuerte ritmo de inversión comentado con anterioridad.

Crecimiento futuro

El ejercicio 2002 ha sido especialmente convulso en el panorama internacional. A las debilidades mostradas por las grandes economías de Europa se han sumado las incertidumbres sobre la recuperación de la economía norteamericana, la situación generalizada de crisis en América Latina, el clima bélico en el Golfo Pérsico y los escándalos financieros y contables en empresas de reconocido prestigio internacional.

Todos estos hechos han repercutido negativamente en los mercados, que han sufrido caídas muy notables durante el año.

La desaceleración económica prevista para el ejercicio 2003 no tendrá un impacto negativo en la evolución de Ferrovial a corto plazo, puesto que nuestra cuenta de pérdidas y ganancias para el próximo año procede casi en su totalidad de las carteras ya contratadas.

Pese a ello no perdemos de vista la importancia de ser líderes en eficiencia en los negocios en los que estamos y continuamos nuestro esfuerzo inversor en actividades estratégicas desde una posición financiera de gran solidez.

En el futuro inmediato, el crecimiento de nuestra compañía se va a apoyar en tres factores: nuestras magnitudes operativas, la capacidad de inversión y la fortaleza de los mercados en los que estamos presentes.

Las variables operativas de Ferrovial siguen siendo fuertes, con una cartera de construcción y preventas inmobiliarias históricas y con una cartera de concesiones de infraestructuras compensada, entre las autopistas maduras, las que están comenzando su proceso de ramp up y las autopistas en construcción.

Contamos, además, con una importante capacidad de inversión, ya que disponemos de una tesorería de más de 300 millones de euros y prevemos que nuestro negocio de construcción continúe generando unos 250 millones de caja anualmente, lo que nos permite, si encontramos buenas oportunidades, seguir invirtiendo a ritmos similares a los que hemos mantenido en los últimos años.

Las condiciones de mercado de los negocios en los que operamos siguen mostrando signos positivos, dentro de la atonía del entorno inmediato: el Plan de Infraestructuras en España continúa impulsando la inversión en construcción de obra civil; nos hemos posicionado estratégicamente en Europa del Este, a las puertas de su integración en la Unión Europea y el mercado internacional de gestión privada de infraestructuras sigue creciendo.

Esto nos permite afrontar el futuro con optimismo y acometer, no sin prudencia, pero con ilusión una nueva fase de crecimiento.

Gobierno Corporativo, transparencia y sostenibilidad

Durante el ejercicio, hemos continuado en nuestro empeño por mejorar nuestras prácticas de Gobierno Corporativo y la información facilitada al mercado e inversores, incorporando las mejores prácticas nacionales e internacionales.

Ya en el año 2003, una encuesta sobre transparencia, ha considerado a Ferrovial la empresa más transparente del Ibex 35, obteniendo la máxima calificación en todos los conceptos evaluados: desgloses de información financiera, relación con inversores, información en la web y prácticas de Gobierno Corporativo.

Entre las principales novedades del ejercicio podemos mencionar el desglose de remuneraciones individualizadas de los consejeros; la certificación de cuentas por Presidente, Consejero Delegado y Director General Económico Financiero; el informe de la comisión de auditoría, incorporado al informe de gestión; la Comisión de Auditoría y el efecto sobre las cuentas del Grupo de la aplicación de International Accounting Standards.

En el Informe Anual que hoy les presentamos, incluímos, como ya llevamos haciendo varios años, un amplio informe sobre el Gobierno Corporativo de la compañía. Ferrovial ha logrado durante el ejercicio ser la primera constructora española que entra a formar parte de índices de sostenibilidad de Dow Jones.

Puntos del orden del día

Antes de concluir, quisiera hacer una breve referencia a los aspectos más relevantes de los puntos del orden del día de la Junta General que, en esta reunión, sometemos a su consideración.

En primer lugar, se encuentra la propuesta de repartir un dividendo bruto de 0,67 euros por acción que presenta un notable incremento respecto del ejercicio anterior. Esta propuesta debe ser entendida siguiendo dos conceptos:

  • por un lado, hay un dividendo que responde a los resultados ordinarios del ejercicio y que mantiene una línea de pago al accionista consistente con la de ejercicios anteriores;
  • por otro lado, está una parte del dividendo, que podemos denominar no recurrente, basada en los resultados extraordinarios de la operación de venta del 40% de Cintra. Se ha pretendido hacer partícipe a los accionistas, en una cierta medida, de estos resultados extraordinarios, aún cuando la mayor parte de los mismos se mantienen dentro de la sociedad para abordar el desarrollo en inversiones futuras.

En el punto 6 se incluye el nombramiento de una nueva firma auditora para Grupo Ferrovial y el grupo consolidado. Esta decisión pretende propiciar una renovación en el ejercicio de esta función, después de un largo tiempo de permanencia de un mismo auditor en la compañía. Para ello, Ferrovial tiene que hacer un esfuerzo en afrontar este cambio a pesar de la excelente calidad en el trabajo desarrollado por el anterior auditor durante ese período.

En el punto 7 se plantea la modificación de los Estatutos Sociales que incorporarán una regulación del Comité de Auditoría, de acuerdo con las determinaciones de la Ley de Medidas de Reforma del Sistema Financiero de noviembre del año 2002. Con ello se da cumplimiento a este mandato legal, aún cuando debe dejarse constancia de que el Comité de Auditoría existe en Ferrovial desde el momento de su salida a bolsa, en el año 1999.

Finalmente, los puntos 8 y 9 en materia de retribución del Consejo de Administración, se hacen propuestas encaminadas a configurar  una retribución basada en conceptos fijos de retribución por asistencia y en concepto variable, dependiente de los resultados consolidados del Grupo. Por otro lado, se recaba de la Junta General autorización para establecer la obligación de los Consejeros de destinar todo o parte de la retribución que perciban a la adquisición de acciones de la sociedad, obligación que se vincula a su mantenimiento, salvo circunstancias especiales, mientras desempeñen este cargo. Se pretende, con ello, consolidar el compromiso de los Consejeros con la compañía, configurando los intereses vinculados a su retribución plenamente con los intereses de los accionistas, a través del comportamiento de la acción en el mercado de valores.

Para terminar, quiero agradecer al Consejo de Administración que me acompaña en esta mesa, al equipo directivo de la compañía y a todos los que trabajan en el grupo, su dedicación y esfuerzo. Sin ellos no hubiera sido posible obtener los resultados que les presentamos hoy.

Por supuesto, mi sincero agradecimiento a todos ustedes, señoras y señores accionistas, por su presencia y la confianza depositada en Ferrovial, a la vez que les reitero, como he hecho en otras ocasiones, nuestro esfuerzo por conseguir proteger e incrementar el valor de su inversión.

Muchas gracias.